ORGANIZACIÓN DEL HOGAR,PRODUCTIVIDAD

CÓMO DEJAR DE SER UNA MUJER DESORDENADA

El problema del desorden es un tema que afecta a numerosas mujeres de la población mundial. Muchas de ellas quisieran dejar de ser una mujer desordenada, ya que vivir en el desorden genera ansiedad y en muchos casos suele llevar a la depresión.

Los expertos en el tema opinan que el argumento de que no se puede corregir el desorden es una gran mentira. Son excusas que las personas se ponen a sí mismas para no intentar cambiar. Lo cierto es que, con su estilo de vida, las personas desordenadas pierden lo más importante que tenemos:  la paz mental.

Para solucionar el problema de las mujeres desordenadas los expertos proponen hacer cambio que afecte su vida social y emocional.

Una de las cosas que te puede ayudar con este problema, si eres una mujer desordenada es hacer una lista de los motivos por los cuales vives en el desorden. Sólo cuando logres identificar la causa podrás empezar a trabajar para combatir este problema.

Entre los motivos más comunes encontramos:

  • Falta de espacio para guardar las cosas
  • Trabajo de jornada completa
  • Muchos niños viviendo en la casa
  • Poca ayuda familiar con las actividades de la casa

Pese a los motivos o causas que crees que generan el desorden en tu casa, lo cierto es que debes entender que detrás de los grandes problemas de desorden hay problemas emocionales que necesitan ser tratados.

Si estás dentro del grupo de las mujeres desordenadas lo primero que debes hacer para salir de esta situación y vivir una vida más plena y positiva es aceptar que tienes un problema de desorden para poder hacer algo con él y resolverlo.

Muchas personas prefieren no aceptarlo, no verlo para que no moleste. Pero mientras sigas escondiendo el problema seguirás sin tener resultados valiosos en tu vida.

Estudios realizados

La Universidad de Michigan realizó un estudio pertinente al tema. En los años ´70 estudiaron a 5.000 hogares durante aproximadamente 25 años. El estudio arrojó el siguiente resultado:

 “Las personas que habían vivido en lugares ordenados y limpios alcanzaban un nivel de estudios superior que las personas que habían vivido en hogares desordenados y sucios.

 Las personas ordenadas recibían un mejor salario en su trabajo.”

Evidentemente el orden exterior es la manifestación visible del orden interior de cada persona.

Las personas ordenadas tienen una estructura mental diferente.

Los resultados del estudio realizado por la Universidad de Michigan nos muestran que una persona al ser ordenada y limpia se vuelve más eficiente en sus tareas.

Lograr ser ordenadas es un hábito que se puede alcanzar con esfuerzo, repetición y persistencia.  

Los hábitos que adquirimos de niños son los que luego nos van a acompañar en la vida adulta y nos van a influenciar positiva o negativamente.

Cuando se adquieren hábitos de orden desde niño, esos mismos hábitos van a impactar positivamente años más tarde en la vida laborar a tal punto que una persona aprende a trabajar desde casa sin que esto moleste o interfiera con las rutinas propias del hogar.

¿Por dónde empiezo?

Teniendo en cuenta que hay hogares en los que el desorden y el caos es general, te recomiendo empezar por lo que más te moleste. Aquello que te molesta, que está más a la vista o que se nota más es por donde debes comenzar.

Si te cuesta empezar a ordenar no digas “para mañana tiene que estar listo”. Probablemente te llevará un tiempo lograr ordenar los lugares que te has fijado. Un tip muy útil es darse tiempos específicos y relativamente cortos para ordenar y limpiar. De esta manera, podrás ir viendo el avance y eso te motivará a ordenar más cosas.

 No te pongas metas que no vas a poder cumplir. Ponte objetivos a corto plazo.

 Puedes empezar por una habitación, o por un rincón de la habitación. Puedes también empezar por un cajón.

Tú eliges donde. Lo importante es empezar y terminar. Ver el trabajo terminado trae mucha satisfacción y motivación para lograr más.

Poner en orden las cosas

Cuando hablamos de poner en orden las cosas es muy importante entender que cada cosa debe tener un lugar y cada cosa tiene que permanecer guardada en ese lugar designado.

El desorden es una conducta aprendida. Las personas desordenadas tienen, a largo plazo, inconvenientes en la vida. El desorden es un mal hábito del cual debes desprenderte lo antes posible. Para ayudarte a hacerlo y a que puedas entender la importancia de adquirir buenos hábitos en tu vida, aquí te dejo un link al post: CÓMO CREAR HÁBITOS PARA SER UNA MAMÁ ORGANIZADA.

Y aún más, siendo mamás desordenadas le estamos dando un mal ejemplo a nuestros hijos.

Recuerda que tus hijos van a copiar ese estilo de vida desordenado y lo van adoptar en sus vidas.

Por el contrario, la persona ordenada es disciplinada y por lo tanto, su orden va a impactar positivamente en el ambiente en que vive, en su familia y también en su trabajo.

El orden supone esfuerzo y tiempo. Por lo que todo ser humano debe definir sus prioridades y en base al sistema de prioridades elegido organizar su agenda de vida.

También te puede interesar:

HÁBITOS DE LAS PERSONAS ALTAMENTE ORGANIZADAS

¿Quieres tener un mejor control de las finanzas de tu hogar?

El PLANIFICADOR DE CONTROL DE GASTOS te ayudará a administrar tus finanzas y hacer un mejor uso del dinero que ingresa a tu casa. Descarga las plantillas GRATIS y comienza a organizar tus gastos.

* indicates required

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *